martes, 3 de marzo de 2015

Ciudades españolas: Barcelona


La bandera de Barcelona



BARCELONA Y GAUDÍ


Casa Batló

Hay sitios que consiguen sorprenderte y emocionarte . La Casa Batlló en Barcelonaes uno de ellos.  El edificio antiguo fue construido entre 1875 y 1877 pero fue Gaudí quien lo lo reformó completamente  entre 1904 y 1906  por encargo del industrial textil Josep Batlló que había comprado el edificio, transformándolo en una obra maestra admirada por su diseño extremo, por la refinada sucesión de detalles artísticos, por el uso creativo de los materiales y del color. El encargo inicial era de derribar la casa para construir una nueva, pero Gaudí decidió “sólo reformarla”:el resultado fue un edificio completamente irreconocible respecto al que construyó su primer arquitecto (Emili Sala Cortés, maestro de Gaudí). La fachada fue cambiada totalmente y le fueron añadidos los balcones tan singulares y característicos que tiene hoy en día –que algunos interpretan como calaveras–, la tribuna principal y el remate curvilíneo que recuerda el espinazo de un animal prehistórico. En el interior, además, la planta existente también fue reformada completamente, el patio ampliado y se añadieron dos plantas más.



La casa Batló está abierta al público desde el año 2002, cuando se celebró el Año Internacional de Gaudí. Durante los años precedentes se habían realizado importantes obras de restauración que permiten mostrarla actualmente con todo el esplendor de la época en que fue construida.
Antes la obra era conocida sólo por su espectacular e inconfundible fachada y la visita interior no era posible en otras épocas. Desde la apertura al público en 2002, el reconocimiento internacional y su inclusión en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco en 2005,  la Casa Batlló ha tenido una enorme difusión y ha despertado un creciente interés en todo el mundo.
La casa Batló: antes y después

En 1994 la Casa Batlló –entonces propiedad de Seguros Iberia a los que los Batlló la habían vendido– fue comprada por la familia Bernat, propietaria de la compañía Chupa Chups. El edificio sigue siendo propiedad de la empresa catalana que desde 2006 pertenece al grupo italiano Perfetti Van Melle.

 
La Torre Agbar
Marionetas de los jugadores del Barcelona F.C.


La Rambla fue durante siglos un torrente a cielo abierto. Hoy es una vía, sombreada por frondosos plátanos, que separa el Raval del Barrio Gótico. A lo largo de todo el paseo, poblado por sus características estatuas viventes, el visitante tiene ocasión de cruzarse con vecinos, turistas, emigrantes, poetas, locos o desocupados. En la Rambla conviven todos los rostros de la Humanidad.

                                
Pez dorado, obra de Frank Gehry, un arquitecto canadiense (la obra se encuentra en el puerto olímpico y fue realizada con motivo de los juegos olímpicos de 1992)

No hay comentarios:

Publicar un comentario